Historia

Antonio Nebro fue el mentor y visionario de Pinturerías Picasso. Allá por el año 2003 supo leer el mercado, supo mirar y encontrar sus necesidades y sus demandas, capitalizando pretenciosamente para esos momentos, la idea de una unidad de negocio que a pesar de no ser nueva en términos del rubro, si apuntara a brindar todo lo que en ese momento una Pinturería ofrecía, pero efectivamente no brindaba.

Trabajar sobre estos ejes de cumplimiento, asesoramiento, simplificación y logro concreto de las necesidades de los clientes, fue el principio rector y movilizador de la Empresa, trasladando a todas las instancias de su gestión, estos ejes de trabajo, para que la experiencia de trabajar con Pinturerías Picasso trascendiera el mero servicio de venta, y acaparara los pilares del asesoramiento, planeamiento, compromiso y servicio pos-venta.

La calidad e innovación de sus productos, fue fundamental para el despegue, y para determinar de manera contundente, su presencia en el medio, sumando a los locales comerciales, un Centro de Distribución, que garantiza el abastecimiento de todas las bocas. Este crecimiento conjunto, el desarrollo estratégico, y la extensión de la Red, sin dudas, ha marcado un despegue importante de la marca.